Hanoi, la vida en las calles

Después de un vuelo directo desde Hong Kong, llegamos a Hanoi, Vietnam

Hanoi

Hanoi, la capital de Vietnam, es la ciudad más grande del país. Se encuentra a orillas del Río Rojo, al norte de Vietnam. A través de los años ha jugado un papel fundamental en la historia del país: pasó de ser el centro político del país a ser relegada por Hue para luego convertirse en el centro de la colonia francesa, capital de Vietnam del Norte hasta convertirse en la actual capital en 1976. Todo esto hace que Hanoi sea una ciudad con mucho para ofrecer desde lo arquitectónico, histórico y cultural.

Ruta caminando

Nuestro primer día en Hanoi lo dedicamos a caminar y conocer sus calles al mismo tiempo que consultábamos precios para hacer el crucero por la Bahía de Ha Long. Podés leer nuestro post sobre esta Maravilla Natural del Mundo aquí

Ese día confirmamos lo que tantas personas nos habían dicho acerca de las motos en Vietnam: es una locura! Si es el primer país que visitas en Asia, seguramente te resulte un tanto intenso.

Como nos dijeron por ahí: Acá en Vietnam si hay luz verde en el semáforo, se cruza. Si hay luz amarilla, se cruza, por las dudas… Pero si hay luz roja, se cruza también.

Cruzar la calle puede ser toda una aventura las primeras veces. Nosotros ya habíamos estado en India y estábamos entrenados (?).

Estás son las instrucciones que nos dieron los locales para cruzar la calle en Hanoi: Una vez que pusiste un pie en la calle no pares nunca hasta llegar al otro lado. No corras, no aceleres, no amagues! Cruzá con una velocidad constante que acá la gente va a frenar. Podés cruzar con los ojos vendados que no te va a pasar nada.

Y la verdad, es que es así. Es más fácil de lo que parece. La gente va a frenar a medida que vas pasando.

En fin… esta es nuestra ruta andando por algunos de los atractivos de Hanoi. No los incluimos todos porque creemos que el atractivo principal de Hanoi es su gente y lo cotidiano…

Hoàn Kiếm Lake

Empezamos bordeando el ‘Lago de la espada devuelta’, epicentro de la vida cotidiana de Hanoi y del distrito histórico de la ciudad. En medio hay una pequeña construcción llamada Torre Tortuga.

La leyenda cuenta que el emperador Le Loi obtuvo una espada mágica del Rey Dragón Rey que provenía del lago para luchar contra los chinos (muchas de las leyendas vietnamitas tienen que ver con la lucha contra los chinos). Después de salir victorioso, dio un paseo por el lago y se encontró con una tortuga dorada enviada por el Rey Dragón, quién le pedía de vuelta la espada; de allí su nombre.

Catedral de San José de Hanoi

La pequeña ‘Notre Dame’ de Hanoi (así es como la llaman muchos) es la iglesia más antigua de la ciudad. Tiene un estilo neogótico y fue construída por los franceses en 1886.

Si no recuerdo mal, luego de caminar unas cuadras desde la catedral nos encontramos con callecitas como estas!

Seguimos viendo motos estacionadas a los costados de las calles y confirmamos que hay un sentido nacionalista al utilizar las banderas en muchos lugares. No descubrimos si es una imposición o es por voluntad propia de los habitantes.

La que más nos atrajo fue la que tiene las vías del tren! Y no son vías muertas, el tren pasa literalmente por la puerta de las casas!

Templo de la Literatura (Van Mieu)

Camino al siguiente punto seguimos viendo más y más motos: estacionadas en las veredas, en el medio de la calle, con una persona o con varias, con bolsones como en la foto de la derecha o con conductores de Grab durmiendo como en la foto de la izquierda. No pude evitar sacarle una foto. Me pareció fascinante.

Al entrar al Templo de la Literatura, todo el alboroto de la ciudad y sus motos, queda atrás. Para ingresar deberán pagar unos 30.000 dongs vietnamitas (2018). Y si pagan con billetes de 100.000, fíjense qué edificio está en el dorso… Exacto, el templo de la literatura!

Este edificio en verdad no es un templo, sino un conjunto de edificios que fueron la primera universidad de Vietnam. Fue construido en el siglo XI por el Rey Ly Thanh Tong en honor a Confucio. Si bien la mayoría de los vietnamitas son budistas, muchos han sido influenciados por el confucionismo y dejan sus ofrendas en el templo.

Seguimos caminando y nos encontramos con más escenas cotidianas de Hanoi. Una señora de pie contemplando el paisaje, un señor avanzado en edad cargando con varias bolsas y un señor con uniforme militar sentado en un banco escuchando una radio con antena y auriculares.

Mausoleo de Ho Chi Minh

Este punto es uno de los must al visitar Hanoi. El mausoleo de Ho Chi Minh alberga los restos de este lider vietnamita. Y si bien su deseo era ser cremado, el gobierno decidió embalsamarlo al igual que otros líderes comunistas.

El mausoleo se puede ver libremente desde afuera (salvo que haya algún tipo de acto oficial); para entrar, ya es otro asunto.

En las inmediaciones hay otros puntos para ver como el Museo de Ho Chi Minh y la Pagoda del pilar único.

Podríamos haber puesto una foto del mausoleo de frente, pero justo estaban regando las plantas y haciendo mantenimientos. Mientras más caminábamos, más sorprendíamos.

Palacio Presidencial

Claramente, esta construcción es europea! Se terminó de construir en 1906 como sede del gobernador francés de la entonces Indochina ‘francesa’. Más tarde, Ho Chi Minh utilizó algunas habitaciones aunque se negó a vivir en un lugar tan lujoso.

Tran Quoc Pagoda

Este templo budista es el más antiguo de Hanoi y se encuentra a orillas del Lago Oeste. Es muy concurrido por locales pero llama la atención a muchos turistas por su arquitectura típica budista. Su construcción se terminó en el 545, en los tiempos del Emperador Ly Nam De.

De los altares budistas, este definitivamente fue mi preferido de toda Asia. El dorado se mezcla con las ofrendas y las lámparas colgantes.

Al salir del templo vimos que estaban filmando un programa de tele, aunque nunca supimos si era realmente vietnamita dado que más tarde me enteré que muchos turistas orientales se visten así para sacarse fotos o filmar videos.

No sería Asia sin sus mercados en la calle donde venden desde frutas y verduras, golosinas occidentales, chucherías y platos de comida típicos.

Es increíble como la gente cocina en la calle, compra y vende en la calle, se sienta en pequeños banquitos en la calle. Incluso vimos gente lavando y planchando en la vereda.

Los locales de comida, en muchos casos, solo tienen la cocina dentro, el resto se da todo en la vereda.

Las motos están estacionadas en la vereda… Son tantas que, dónde las van a poner?

Esto hace que tengas que caminar, muchas veces, por la calle junto a las motos y otras personas.

Les dejamos el recorrido en Google Maps pero sepan que en Hanoi hay muchos lugares más para conocer y visitar

Compartilo en:

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *