I love Melaka ♥

I love Melaka ♥

Melaka se encuentra a 148 kilómetros al sur de Kuala Lumpur y es la capital del estado homónimo.

Es una ciudad rica en historia gracias a los vestigios de las colonias europeas que ocuparon estas tierras hace algunos siglos y que hacen que salga un poco de la norma del resto de las ciudades en el sudeste asiático.

Melaka muestra una convivencia armónica de culturas: desde arquitectura típica holandesa y portuguesa a mezquitas, templos chinos, budistas e hinduístas.

Un poco de historia, un poco de contexto…

Allá por principios de 1400, el último rey de Singapur, Iskandar Shah, debido a la invasión de las tierras que gobernaba fundó el sultanato de Melaka; tierras con una posición privilegiada en la Península Malaya.

Melaka se convirtió en un enclave fundamental para el comercio internacional de la época y las noticias llegaron hasta, en ese entonces, el rey de Portugal, Manuel I, quien envió a sus exploradores a investigar.

En 1509 llegó un tal Sequeira (se dice que el primer europeo en llegar a Sudeste Asiático) y fue bien recibido por el sultán pero algunos musulmanes de Goa le advirtieron acerca de las intensiones reales de los portugueses. Es así que Shah mandó a atacar a la flota, capturar y matar a algunos exploradores. Sin embargo, algunos buques lograron escapar.

En 1511, Alfonso de Albuquerque, enviado por la corona portuguesa conquista estas tierras tras algunos enfrentamientos ante la negativa del sultán a los pedidos diplomáticos del explorador y su tripulación; un personaje importante de Portugal que ayudó a establecer el dominio de su corona en el Índico.

Los holandeses también establecieron bases marítimas en Melaka y más tarde las cedieron a los británicos.

Pero como gran parte del mundo, el sudeste asiático no estuvo exento de la Segunda Guerra Mundial. Los japoneses atacaron Malasia. Así, el dominio británico y su popularidad cayó al no poder defender a sus colonias. Años más tarde, Malasia declararía su independencia.

En 2008 el centro histórico de Melaka fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Night Market at Jonker Street

Si llegás un fin de semana, lo primero que te van a decir todos es que vayas al mercado nocturno de la calle Jonker (y si no vas a estar un fin de semana, los locales van a tratar de convencerte para extender tu estadía y que puedas conocerlo).

Es un paseo a lo largo de Jonker Street en el que vas a caminar entre las multitudes (las multitudes que de día parecieran esfumarse en la ciudad).

Un mercado nocturno muy animado con puestos de comida que se mezclan con los de mil y un baratijas. Te hace sentir en Asia más allá de tener a pocos metros una iglesia o un fuerte con claros rasgos arquitectónicos europeos.

Un mercado que te entusiasma y te da a probar un poco de Melaka. Incluso hay un mini teatro (o estructura al aire libre) donde se da lugar al karaoke, algo que vimos mucho en Malasia y en todo el Sudeste Asiático.

Masjid Selat + Pulau Malaca

La Masjid Selat (también conocida como Melaka Straits Mosque) es una mezquita inaugurada en 2006 que combina el estilo arquitectónico de Medio Oriente con el malayo.

Los días en que la marea está alta la mezquita pareciera flotar en las aguas del mar. Otra de sus peculiaridades es que posee un minarete de 30 metros que también funciona como faro.

 

 

Afortunadamente, la mezquita acepta el ingreso a no musulmanes. Tanto mujeres como hombres deben cumplir con los requisitos que se indican en los carteles para ingresar.

 

 

Si bien se encuentra en una zona alejada del centro (alrededor de 6 kilómetros), en lo personal, agradezco haber ido caminando hasta allá. ¿Por qué? Porque conocimos Pulau Melaka, una isla con tierras ganadas al mar. Si no les gusta caminar, otra opción genial es ir en bici o en Uber/Grab/Taxi/Otros.

Es un lugar ideal para ir a ver el atardecer y muy fotogénico, en especial para sesiones de fotos de casamientos (o al menos ese día).

A Famosa

Es uno de los restos coloniales europeos más antiguos en Asia. La Puerta de Santiago, más conocida como ‘a Famosa’ es parte de la fortaleza construida por los portugueses en Melaka. Se puede visitar libremente.

 

Saint Paul Church

La Iglesia de San Pablo es la más antigua de todo el sudeste asiático. Fue construida por los portugueses en 1521 y reformada por los holandeses durante su paso por Melaka. Se encuentra en la colina de San Pablo, desde donde se puede observar ‘a Famosa’ desde lo alto, al igual que vistas panorámicas de la ciudad.

Stadthuys

Mejor conocida como la Plaza Roja (Red Square), fue construida por los holandeses en 1650 y es el corazón del centro histórico de Melaka. Destacan la Torre del Reloj y detrás, la Christ Church. Junto a la Iglesia de San Pablo y la puerta de Santiago, son los monumentos coloniales más destacados.

Dejarse perder a la vera del río

Melaka fue una ciudad para dejarse llevar sin prisa entre la tranquilidad de sus calles solitarias de día, la vida relajada y descontracturada de sus habitantes, los paseos a la vera del río y sus colores.

De momentos sentí como si el tiempo no pasara, como si se hubiera congelado misteriosamente.

Por más vestigios coloniales europeos que hayan quedado, Melaka me mostró  parte de la idiosincrasia malaya y su convivencia armónica con otras culturas.


Transporte

Salimos desde la estación TBS en Kuala Lumpur y llegamos a la estación Melaka Sentral, a solo 5 kilómetros del centro histórico.Desde allí tomamos Uber hasta el hostel y pagamos menos de 5 usd entre tres personas.

La duración del trayecto Kuala Lumpur – Melaka fue de aproximadamente 2 horas y el precio del bus, alrededor de 4 usd.

Alojamiento

Nos hospedamos en el Discovery Malacca Hostel. Pagamos alrededor de 10 usd la noche en una habitación triple con baño privado. Si bien se encuentra a solo 500 metros del centro histórico, las instalaciones y el desayuno no fueron los mejores.

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *