Trekking al Lago de Engolasters – Andorra

El trekking al Lago d’Engolasters es junto con el ascenso al mirador Roc del Quer (pueden leer sobre este paseo haciendo click en el link) uno de los más populares en Andorra. La época ideal es en primavera y verano pero nosotros lo hicimos en invierno (Ay, pero que rebeldes).

En invierno también se puede llegar al lago aunque la nieve y el hielo lo pueden dificultar un poco más.

Como pueden ver en las fotos, el lago estaba completamente congelado antes de que comience oficialmente el invierno.

Habíamos leído que es común que el lago se congele y que la gente lo utilice como pista de patinaje, pero todavía no estaba del todo congelada la superficie como para hacerlo. Pueden ver en las fotos que las orillas ya se estaban derritiendo.

Y como siempre, aprovechamos a hacer unas fotos así de postureo

Hicimos las fotos en un parque aéreo recreativo que se llama Bosc Aventura pero que en invierno se encuentra cerrado, solo abre en primavera/verano.

A las pocas semanas, ya más avanzado el invierno, empezó a hacer calor para la época. Así que decidimos volver para aprovechar un poco mejor el lago… y para nuestra sorpresa, estaba completamente descongelado. Es increíbles como el paisaje cambia del blanco al azul, los celeste y los verdes más intensos en el bosque.

Cómo llegar?

Para llegar al Lago de Engolasters desde Andorra La Vella o Escaldes-Engordany lo pueden hacer caminando tranquilamente y les tomará entre una hora y media y dos, dependiendo el ritmo que le pongan. Les dejamos en el mapa marcado el camino.

Pero también pueden empezar el trekking desde la parroquia de Encamp. Este trayecto no lo hicimos así que no podemos decir nada sobre el.

El camino de ida

Saliendo desde nuestro alojamiento tomamos un caminito que va literalmente todo en ascenso y al principio es bastante duro, mucho más con nieve o hielo. Por eso les recomendamos que utilicen calzado adecuado, si es impermeable, mucho mejor. Si lo hacen en verano, no hay mayores dificultades.

Otras sugerencias:

-Llevar agua para el camino (si toman mate, el termo)

– Llevar algo para comer y reponer energías.

– Ropa adecuada: de abrigo en invierno (como siempre, sugerimos vestirse según el principio de capas, es decir como una cebolla)

La forma correcta de andar es la siguiente: Si sienten calor, se sacan la campera, luego el buzo y así. En cambio, si vuelven a sentir frío, se abrigan. Parece una obviedad, pero no todos lo hacen y a muchos les molesta sacarse y ponerse prendas seguido.

Desde que salimos hasta llegar al lago tardamos aproximadamente 1 hora y media. Fuimos a un ritmo tranquilo y parando a sacar fotos y tomando mates.

 

A medida que se asciende se logran vistan increíbles de Escaldes-Engordany y Andorra La Vella. Como pueden ver, se ve toda la ciudad rodeada de las montañas.

 

Otro de los puntos de interés en el camino es la Iglesia Sant Miquel d’Engolasters, una de las más destacadas en el Principado. Si bien hay dudas sobre sus orígenes, se cree que es de principios del siglo XII, de estilo románico.

Si bien las primeras partes del camino son senderos, la mayor parte se hace por la ruta. Es un camino con muchas curvas y contracurvas que van en ascenso. Les recomendamos que siempre vayan atentos a los autos que pasan. La forma correcta de subir es ir por el carril contrario al sentido de circulación para tener una buena visión de los autos que vienen de frente.

 

¿Nos vemos por Instagram?

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *